jueves, 28 de noviembre de 2019

Bolitas de coco



Consigue un postre delicioso sin horno con sólo dos ingredientes y pocos minutos de tu tiempo. ¿Quieres la receta? Sigue leyendo...





Este dulce que traigo en el día de hoy puede que lo ames o puede que lo odies porque tiene muchos seguidores pero también tiene muchos detractores por su ingrediente principal: el coco.Este postre es muy fácil de hacer con niños y además les encanta, de hecho yo lo preparé con la ayuda de mi hija y se lo pasó en grande. Me preguntaba una y otra vez que cuándo podía probar porque tenía muy buena pinta. 



Este postre ya veis lo vistoso y bonito que queda si utilizamos distintos tipos de decoración y lo presentamos de forma bonita (cápsulas, una bandeja decorada, etc...). Es ideal en momentos especiales para dejar un buen sabor de boca a los invitados. Ahora llegan las fiestas Navideñas y este dulce es único. Creo que con él podrías sorprender a todos tus invitados con un dulce bocado.

A continuación muestro el vídeo correspondiente a esta receta y que está subido en mi canal de Youtube: Variedad en tu cocina. Te recomiendo verlo porque como siempre se suele decir, vale más una imagen que mil palabras.




Al final de este artículo os dejo una serie de recetas navideñas que espero que también puedan gustaros. Y ahora ya, comenzamos con los ingredientes y el proceso de preparación de este postre.





Ingredientes:
-160 grs Coco rallado
-160 grs de Leche condensada

Decoración (al gusto):
-100grs a 150grs de Chocolate con leche (el normal de comer, no hace falta uno especial). Depende mucho del número de bolitas a cubrir.
-100grs a 150grs de Chocolate negro (el normal de comer, no hace falta uno especial). La cantidad epende mucho del número de bolitas a cubrir.
-Virutas de chocolate
-Coco rallado
-Sprinkles de colores (el resultado es muy bonito y resultón)
-Crocanti de almendra

Necesitaremos también:
-Papel de horno o papel vegetal
-Cápsulas para presentar las bolitas (usé unas de color blanco y otras en un tono marrón oscuro)



Preparación:
  1. En un bol ponemos el coco rallado y la leche condensada y con la ayuda de una espátula de silicona o una cuchara, integramos bien los dos ingredientes.
  2. Al principio parece que el coco rallado no termina de humedecerse bien con la leche condensada pero llega un momento en que ya vemos que va absorbiendo la humedad y por fin queda perfectamente integrado. Os digo esto para que no vayáis a pensar que la cantidad de los ingredientes sea incorrecta porque no lo es.
  3. En el momento en que todo está bien integrado, vamos compactando la mezcla con la ayuda de la espátula, tapamos con film transparente a ras de la mezcla y llevamos a la nevera durante unos 30 minutos como mínimo.
  4. Transcurrido ese tiempo, veremos que nuestra masa queda algo pegajosa pero se maneja muy bien con las manos y está un poquito más sólida que antes.
  5. Podemos dar forma a la masa con las manos porque no tiene nada de complicación. Debemos procurar darle el mismo tamaño a todas las bolitas aunque a veces cuesta. Para ello cogemos una pequeña porción de masa, la compactamos con nuestras manos y a continuación hacemos la bolita y la posamos encima de un papel vegetal o papel de horno mientras seguimos haciendo las demás.
  6. Aunque la forma más tradicional es hacer todo el trabajo con las manos, también podemos utilizar un utensilio que hay súper apropiado para este tipo de cosas y que nos deja todas las bolitas con la misma forma y tamaño y además nos evita ensuciarnos las manos demasiado. Como todo en la vida hay que pillarle el punto. Por ejemplo si tenemos un vaso de agua templada con un poquito de aceite de oliva y humedecemos de vez en cuando nuestro utensilio, no se nos pegará nada de nada la masa. Os lo voy a dejar al final de la receta por si os interesa echarle un vistazo. Lo hay en variedad de colores (el mío es morado) y viene con cuatro formas y tamaños distintos.
  7. Ahora ya sólo nos queda pensar en la decoración que le vamos a poner. Algunas bolitas las decoré con coco rallado simplemente poniendo coco rallado en un bol pequeño y rebozando en él una a una nuestras bolitas.
  8. Otro tipo de decoración que he elegido, ha sido cobertura de chocolate con leche o chocolate negro. Para ello, simplemente derretimos el chocolate junto con una cucharada de aceite de oliva sabor suave o aceite de girasol o mantequilla, en el microondas a máxima potencia a intervalos cortos y vamos comprobando en qué punto queda ya bien derretido.
  9. En cuanto esté listo, nos ayudamos de una par de cucharas de postre para ir cubriendo de chocolate algunas bolitas. Escurrimos bien y dejamos secar encima de un papel vegetal. Aprovechamos que están aún húmedas para añadirles los toppings que más nos gusten si es que los queremos: virutas de chocolate, crocanti de almendra, coco rallado, sprinkles de colores...lo que se os ocurra y más os guste.

En total me han salido 22 bolitas que bien se pueden llevar a un tupper hermético y conservar en la nevera por unos días (yo las tuve 5 días en total). Fui comiendo de una en una cada vez que abría la nevera. ¡jajaja! Y durante los días que tuve las bolitas en el refrigerador vinieron amigos a casa así que aproveché a darles la prueba.
Sigue leyendo que a continuación te dejo una serie de recetas navideñas que seguro que te van a gustar.





Recetas de Navidad:

Artículos que podrían interesarte y que he usado para esta receta:



SUSCRÍBETE a mi blog para ser avisado cuando haya nuevas recetas. Desde la versión web, en la página principal del blog, en la columna de la derecha, sólo debes dejar una cuenta de correo electrónico donde pone "Suscríbete" y pinchar en el botón "submit". Te llegará un mensaje cada vez que comparta una nueva receta y serás el primero en enterarte. 

SÍGUEME en mis otras redes sociales:

Canal de Youtube "Variedad en tu cocina"

Grupo en Facebook: "Variedad en tu cocina"

Página de Facebook: "Variedad en tu cocina"

Twitter: VarEnTuCocina

Instagram: "variedadentucocina"

TikTok: "Variedad en tu cocina"
@variedadentucocina



4 comentarios:

  1. ¡¡Hola Patri!! ¡¡Me encanta el coco y me encantan estas bolitas!! Yo las he hecho muchas veces antes de tener el blog, ahora, ya sabes, es difícil repetir recetas con tantas que subimos a lo largo del año diferentes que muchas veces no da tiempo de repetir esas recetas que tanto hacíamos antes de tenerlo. Bueno, el año pasado entre otros de los dulces llevé a mi casa hice unas barritas bounty pequeñitas, casi de bocado, que es lo mismos que estas barritas de coco pero de forma alargada y redondeada bañada en chocolate, y no veas lo que triunfó entre mis sobrinos, menos mi hermana pequeña que tampoco le gusta el coco.
    En cápsulas estas bolitas quedan muy bonitas, ideales para cualquier mesa de navidad o cualquier día con invitados. Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Estas bolitas son un exitazo total y como bien dices, no dejan de ser los Bounty sólo que con distinta forma. Son tan fáciles de hacer y están tan buenas :) Lo malo es que en mi casa si los hago tengo que hacer de poco en poco porque sólo me las como yo y hay que cuidarse. Me paso el día tragando. Bufff cómo me gusta comer. ¡jajaja! Gracias por comentar guapa :) besitos

    ResponderEliminar
  3. Qué ricas! Te han quedado estupendas y tienes razón con pocos ingredientes y de forma rápida.
    Un abrazo
    Clara

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias. Es cierto que a veces no es necesario complicarse la vida para tener un postre de manera fácil, rápida y económica. Saludos, Patri

      Eliminar

Deja tu comentario con tus dudas o lo que necesites y lo más rápido posible serás respondido. Si te urge mucho, escríbeme un privado en Instagram, mi cuenta es @variedadentucocina